Esquemas de Mejora Integral de Gestión y para la Sustentabilidad Hídrica del Valle de México

Por: Carlos Andrés Puente López

Subdirector de Agua, Energía y Medio Ambiente

Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos SNC / Fondo Nacional de Infraestructura

Contexto general y problemática

La Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) ha presentado un importante crecimiento demográfico en las últimas décadas. Actualmente, cuenta con más de 19 millones de habitantes ubicados en 16 delegaciones y 59 municipios de tres entidades federativas. Esta gran concentración poblacional supone presiones importantes y exige el desarrollo de proyectos que favorezcan de manera progresiva la provisión eficiente y racional de servicios de agua potable con calidad.

En la actualidad, para atender la demanda de agua en la región se ofertan 64.39 m3/s provenientes de la extracción de agua del acuífero del Valle de México, de fuentes superficiales lejanas (Sistemas Lerma y Cutzamala) y de escurrimientos superficiales dentro de la misma zona. En promedio, se extraen del acuífero del Valle de México 44.07 m3/s para uso público urbano y 11 m3/s para uso en riego agrícola. Sin embargo, de acuerdo con estudios de la CONAGUA, su nivel de recarga se estima en 23 m3/s. Esto significa que hay una sobreexplotación del orden de los 32 m3/s para abastecer de agua potable a la población y sus actividades económicas; ocasionando, entre otros, hundimientos diferenciales del suelo de la Ciudad de México, necesidad de construir y operar nueva infraestructura hidráulica para desalojar las aguas residuales, incremento en los costos de producción por abatimiento de pozos, así como, la imposibilidad de garantizar agua potable de calidad en las redes de 7 municipios del Estado de México y 8 Delegaciones del Distrito Federal.

Líneas de solución

Para atender la problemática anterior, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), contemplan el desarrollo de varios proyectos que permitan sustituir los caudales extraídos de los pozos y reducir el abatimiento del acuífero, así como, mejorar la gestión del agua en el Distrito Federal y cubrir el déficit existente en el abastecimiento. Lo anterior, mediante la ejecución de obras en 5 líneas de acción simultáneas para reducir la demanda e incrementar la oferta en el Valle de México en el siguiente orden de importancia: a) recuperación de caudales perdidos por baja eficiencia en la red, b) rehabilitación y conservación de la infraestructura existente para recuperar o al menos conservar capacidad de producción y distribución, c) garantizar que el agua suministrada sea potable, d) captación de agua de lluvia y reutilización de aguas servidas en sustitución de agua de primer uso y e) nuevas fuentes de abastecimiento.

De este modo, se espera rescatar un tercio del caudal requerido mediante la recuperación del 50% de las pérdidas. Otro tanto se podrá lograr por la captación de agua de lluvia y el reuso del agua, y finalmente el último tercio, que no se encuentra disponible naturalmente en la cuenca, debe ser importado de otras fuentes externas.

Con la finalidad de contribuir en la ejecución de los diversos componentes de infraestructura identificados, se encuentra en estudio la participación del Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN) en los siguientes rubros: 1) Telemetría, 2) Incremento de la eficiencia física y comercial en las redes, 3) Programa para la potabilización y mejora de calidad del agua, 4) Programa para el tratamiento de agua residual y mejora de calidad del agua residual tratada, 5) Modernización de la Planta Potabilizadora Los Berros, así como 6) Proyecto Temascaltepec o 4ª etapa de Cutzamala. Dichos componentes implican una inversión estimada del orden de los 19 mil millones de pesos en los próximos 5 años.

Conclusiones

A fin de atender de manera integral la problemática del abastecimiento de agua al Valle de México, se encuentra en estudio la participación del FONADIN en el financiamiento parcial de los componentes antes señalados mediante la implementación de esquemas que fortalezcan las finanzas públicas locales de los organismos operadores y mejorando la capacidad de los Proyectos para atraer financiamiento, tomando en cuenta la naturaleza específica de las regiones en donde se pretenden desarrollar.

La ejecución de los componentes 1) al 4) contribuirá para asegurar la sustentabilidad operativa y financiera del SACMEX, permitiéndole contar con infraestructura de calidad que permita un uso y distribución eficiente del agua en bloque que ingresará a la Ciudad de México como consecuencia de la puesta en marcha de la nueva fuente de abastecimiento y la modernización de la Planta Potabilizadora Los Berros.

Con la puesta en marcha de los componentes 5) y 6) se incrementará el agua disponible para la población y para sus respectivas actividades económicas, sin que se tenga que incrementar la presión hídrica sobre el Acuífero en el Valle de México.