Firma de acuerdo de colaboración entre GIZ-SAPAL-ECOSYS III para aprovechamiento de biogás en PTAR León, Guanajuato

El pasado 22 de mayo de 2017 se firmó el acuerdo de colaboración para implementar en la planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR) de León, Guanajuato un proyecto demostrativo para el aprovechamiento energético de los lodos generados en la planta, esto dentro del marco del Programa de Aprovechamiento de Residuos Sólidos (EnRes) que la Cooperación Alemana al Desarrollo en México (GIZ) impulsa en conjunto con la Secretaría de Energía y la Secretaría de Medio Ambiente de México. Este convenio fue firmado por los representantes de la GIZ, el organismo operador de la planta que es el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL) y la empresa que tiene la concesión de la misma ECOSYS III (FYPASA).

El Programa EnRes tiene como objetivo impulsar el aprovechamiento energético de residuos urbanos en México, en este marco específicamente el aprovechamiento energético de los lodos de PTARs. Para lograrlo, se buscó entre otros, contar con proyectos demostrativos a escala real para ser usados como modelos de referencia a nivel nacional. De acuerdo con una evaluación realizada por el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, en México existen 46 PTARs que tienen la capacidad de generar suficiente biogás para alimentar un motogenerador comercial de manera continua para producir electricidad. Sin embargo, a pesar de este potencial, en el país sólo en nueve (9) PTARs se aprovecha el biogás, entre ellas la PTAR León.

Es un hecho que la PTAR León ha sido un ejemplo a nivel nacional desde el 2011, cuando se convirtió en una de las primeras plantas con cogeneración de biogás en México; tiene instalados dos moto-generadores con potencia de 750 kilowatts, uno de los cuales opera de manera continua. Hoy en día la PTAR León está ejecutando un proyecto de ampliación de la planta, en la cual se incrementará el volumen de agua tratada, se mejorará la calidad de agua tratada y se recibirá el agua residual tratada de la PTAR industrial de desbaste.

Ahora el reto de la planta y, por lo tanto, la meta del proyecto de colaboración entre la GIZ, SAPAL y ECOSYS III, es adecuar el tren de biogás ante las nuevas necesidades que surgen del proyecto de ampliación de la planta. Para esto, se tiene programado lograr la limpieza adecuada del biogás (desulfurización) por vía biológica, a fin de alargar la vida útil de los moto-generadores y reducir el consumo de químicos para este fin, lo cual permitirá aminorar los costos operativos por la limpieza del biogás y tener un proceso más amigable con el ambiente. Aunado a lo anterior, también se pretende maximizar la capacidad que tiene la PTAR de generar biogás, duplicando así la producción de electricidad para autoconsumo.

En este proyecto de colaboración, la Cooperación Alemana GIZ brindará la asesoría técnica para acompañar la ingeniería, ejecución y arranque de la desulfurización biológica y los nuevos moto-generadores. El proyecto se ejecutará en el 2017 y con esto se espera contar con una planta demostrativa que sea modelo ejemplar a nivel nacional, entre otros, en el tema del uso y aprovechamiento del biogás.