Gobernanza del Agua en México

José Alfredo Galindo Sosa y Abel Jiménez Alcázar, Coordinación General de Atención a Emergencias y Consejos de Cuenca
Comisión Nacional del Agua

México enfrenta una serie de retos en materia de agua, que de no atenderse ponen en riesgo la sustentabilidad de los recursos hídricos y comprometen el desarrollo nacional.

Los mayores riesgos hídricos que enfrentamos hoy se asocian con la creciente degradación de los recursos naturales de las cuencas, la dinámica poblacional, el crecimiento urbano,la inadecuada ordenación territorial y la consecuente ocupación de zonas de riesgo, la sobreexplotación de los acuíferos, los efectos de las sequías e inundaciones,así como la vulnerabilidad de la infraestructura y operación de los sistemas hidráulicos. Tales factores se están agravando por los efectos del cambio climático y se prevé que puedan agudizarse en el futuro.

Estos problemas superan por mucho el ámbito de una institución o de un gobierno. Su atención requiere de la participación de diversos sectores de la sociedad: la academia, las organizaciones civiles y los tres órdenes de gobierno, por mencionar solo algunos.

Esto nos lleva a la necesidad de crear mecanismos deinvolucramiento de estos sectores en la toma de decisiones, según el rol que cumplen en la sociedad, desde la planificación hasta laimplementación y evaluación de acciones; de eso trata escencialmente la gobernanza.

La gobernanza del agua consiste primordialmenteen la buena gestión del agua y la participación social en la conformación de las decisiones en torno a este recurso.El enfoque de gobernanza propone una serie de elementos cuya articulación permite construir soluciones viables. Nuestro país presenta avances importantes en el desarrollo de estos elementos.

México ha establecido marcos jurídicos e institucionales que definenlos roles y responsabilidades para el diseño e implementación de la política hídrica. Sin embargo, se debe reconocer que buena parte de estos marcos no se han aplicado en su totalidad, ya sea por factores legales, administrativos u operativos.

Otro elemento importante en la gobernanza del agua es el reconocimiento de la cuenca como el territorio ideal para gestionar el agua.En este medio naturalmente delimitado coexisten los recursos agua, suelo, flora, fauna y otros relacionados con el medio ambiente; lo que facilita concertar e integrar proyectos de planificación y programación de recursos biofísicos, sociales, económicos y administrativos. Al respecto, México cuenta con una administración gubernamental regional del agua instituidaa través de 13 Organismos de Cuenca.

Un aspecto fundamentalpara la gobernanza es la creación de espacios de participación, que bajo un enfoque de corresponsabilidad permitan a la sociedad conocer e involucrase en las decisiones de gobierno en torno al agua. En este aspecto, México ha sido referente a nivel mundial con la creación de los Consejos de Cuenca; sin embargo, debe reconocerse que los resultados obtenidos en esta materia son diferenciados y en gran medida corresponden a factores como la voluntad política de los actores locales y la complejidad de las cuencas que gestionan.

La sociedad en general y sobretodo las personas que integran estos espacios de participación, requieren de información asequible y clara sobre la situación hídrica que prevalece en sus cuencas. En este aspecto, México cuenta con avances; como la construcción del Sistema Nacional de información del Agua (SINA), cuyo propósito es integrar y difundir la información sobre la cantidad, calidad, usos y conservación del agua.Sin embargo, se requiere ampliar los acuerdos de intercambio de informacióncon otras instituciones que generan información, tal es el caso de las universidades, instituciones de investigación, comisiones estatales del agua yorganismos operadores.

Finalmente, debemos considerar que la problemática del agua no es estática.En el futuro los problemas del agua se agudizarán y tendrán consecuencias negativas en los aspectos económicos, sociales y políticos; principalmente debido a los efectos del cambio climático.

Para construir soluciones efectivas a estos problemas se requieren acuerdos y acciones consensuadas del gobierno con los actores sociales, con una visión de desarrollo y corresponsabilidad.

De ahí la insoslayable necesidad de impulsar una política pública que tome a la gobernanza del agua como un mediopara enfrentar estos problemas, lograr su gestión integral y garantizar su sustentabilidad.